Me encantan las pizzas, pero no las hechas de masa precocida ni las típicas de fast-food, me gusta disfrutar de una buena pizza, con una masa casera y con ingredientes naturales, elementos clave de una buena dieta mediterránea.

Esta masa es muy fácil de hacer, y os garantizo que con el tiempo iréis perfeccionándola ya que de forma intuitiva, empezaréis a saber si la masa necesita o no más líquido, si ya la habéis amasado bastante o no e iréis aprendiendo a estirarla cada vez más rápido y mejor. Empezaréis también a experimentar, usando mitad harina integral, mitad de harina refinada, le iréis añadiendo semillas,…Es decir, la iréis convirtiendo cada vez, en una pizza más vuestra…

pizza-blog

Para mí, las pizzas, son cosa del viernes noche,  y además, ésta siempre la preparo en compañía de mi pareja, mientras uno va preparando los ingredientes, el otro se encarga de trabajar la masa, (así que aún le tengo más cariño a ésta receta),  y  no puedo hacer nada más que animaros a probarla!!

Pizza {con cerveza}

Ingredientes para dos pizzas grandes: 450 gr. harina, 250ml. de cerveza, 1 chorro generoso de aceite de oliva y sal. (En la masa de la imagen superior, una vez tuvimos la masa estirada, hicimos una especie de marco alrededor, colocando semillas de lino junto con semillas de sesamo, pero esto ya, al gusto de cada uno!).

Ingredientes topper según vuestro gusto, nosotros en la pizza de la imagen superior, hemos utilizado los siguientes: tomate frito en la base, jamón dulce cortado a tiras finas, piña natural cortada en trozos, un poco de queso brie, unas lunas de aguacate  y emmental rallado.

En la pizza de la imagen que veréis a continuación, utilizamos: tomate frito, manzana, cebolla, nueces, queso azul, lechuga roja, canónigos y lechuga.

Preparación: Colocamos la harina en un bol y la mezclamos con la sal, poco a poco, le vamos añadiendo la cerveza mientras vamos integrándola en la masa con las manos, añadimos el chorro de aceite y la seguimos trabajando, debemos conseguir una bola de tacto suave (si se nos pega demasiado en las manos, echad algo más de harina).

Una vez tenga la textura ideal, la dejamos reposar unos 10/15 minutos. Pasado este tiempo, la sacamos del bol y preparamos una mesa para trabajarla. Esparcimos algo de harina por la mesa y trabajamos unos minutos más la masa. Con la ayuda de un rodillo, la estiramos y colocamos sobre la bandeja del horno forrada con papel de horno.

pizza-blog2

Y ya podemos ir cubriéndola con nuestros ingredientes favoritos o con aquellos que nos han quedado empezados en la despensa y no encontramos el momento de usarlos.

Colocamos la pizza en el horno previamente precalentado a unos 200º y  la dejamos cocer entre 20/30 minutos (esto ya dependerá de cada horno).

Y a disfrutar del viernes noche y de nuestra pizza!!!

@misscookie_judith

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s