Este fin de semana, han sido dos los cumples que se han celebrado en mi familia y ambos infantiles. Como no, me tocaba preparar dos tartas completamente diferentes y practicamente, una detrás de otra.

Los que me conocéis ya sabréis que no soy amante de las tartas de fondant, cosa que hoy en día, especialmente a la hora de hacer un pastel infantil, puede resultar un tanto limitante…

Cuando tengo que preparar una tarta, especialmente si es infantil, siempre intento buscar algo que me sirva de inspiración, una especie de punto desde el que empezar a construir. Esta vez se me metió en la cabeza que quería regalarle un peluche de Hello Kitty, (sí, no sale en la tele y no soy especialmente fan de esta gatita pero me parece cuca y como no es el muñeco más moderno del mundo, era probable que nadie más se lo regalara…).

kitty4

Paralelamente, iba dando tumbos por internet buscando más inspiración, y así fue como encontré la página de Coco Cake Land. Nunca he sido fan de las tartas de fondant, y ver sus pasteles fue como si se abriera todo un mundo frente a mis ojos. Podía hacer una Hello Kitty así, sin fondant!( Pero cómo no se me había ocurrido antes?…).

En la página de Coco Cake Land, encontrareis unos magníficos tutoriales sobre cómo hacer tartas de este tipo: Gatos, zorros, vacas e incluso os encontraréis con Totoro. A todas aquellas personas a los que os guste la repostería y de vez en cuando os toque hacer algún pastel para vuestros hijos, sobrinos, hijos de amigos, etc., os recomiendo encarecidamente que la visitéis. Es absolutamente genial.

En este caso ha sido su trabajo el que me ha servido de inspiración para hacer esta Hello Kitty, en una tarta en la que he utilizado el fondant únicamente para los detalles de la cara. Estoy convencida que en los tutoriales de Coco Cake Land encontraréis el modo de llevar a cabo este tipo de tartas, por ello a continuación os dejo únicamente cuatro directrices que espero que también os sirvan! 😉

img_2308

Esta vez quise experimentar demasiado y preparé una tarta de sabor al típico pastelito de Pantera Rosa pero, no sé si no acerté con la receta o es que a mi no me acabo de convencer, de modo que no os dejaré la receta que utilicé, prefiero que en este caso utilicéis la receta de vuestro bizcocho favorito, (os recomiendo que utilicéis alguno que no sea excesivamente dulce, de este modo compensaremos la cubierta de la tarta, tanto por su grosor como por si utilizáis la que os indico a continuación).

Tarta Hello Kitty

Ingredientes: 2 de vuestros bizcochos favoritos (yo utilicé un molde de 20cm. diametro. Recordad que debe ser un poco alto, tipo layer cake, el mío debía medir unos 15cm de alto, debemos tener espacio suficiente para hacer la cara). Para el relleno de la tarta utilicé frosting de queso, podéis encontrar aquí la receta. Algo de fondant para hacer los bigotes, orejas, ojos y nariz. Un poco de tela de color rojo para el lazo.

Para cubrirlo: 250 gr. mantequilla a temperatura ambiente, 250 gr. azúcar glas, 2 tbp de leche (30 ml). y 150 gr. de chocolate blanco. (Podéis cubrirlo también con vuestro buttercream favorito).

Preparación: Empezaremos preparando los elementos de fondant que necesitaremos: Orejas, ojos, nariz y bigotes. Para las orejas me ayudé de un pequeño cortador de galletas con forma de corazón. Los ojos los hice con un pequeño cortador de galletas (mini galletas) con forma de O. La nariz y los bigotes son igual de sencillos, una bolita de fondant amarillo para la nariz y un 6 pequeños bigotes de color negro.

 Una vez fríos nuestros bizcochos y hecho nuestro frosting, los cortaremos con una lira e iremos rellanando del modo habitual. Reservar en la nevera unos 30 minutos. Durante este tiempo podemos preparar la cobertura de la tarta, ya sea la de chocolate blanco que os explico a continuación u otra de vuestro gusto.

Derretimos el chocolate blanco al baño maría o en el microondas. Dejamos templar. Batimos mientras la mantequilla con el azúcar, una vez bien integrado, añadimos la leche y mezclamos de nuevo durante unos 5 minutos, (hasta que la mantequilla haya blanqueado). Cuando el chocolate esté frío, lo añadimos a esta mezcla y seguimos batiendo unos dos minutos.

Rellenamos una manga pastelera con una boquilla de estrella, (yo utilicé la 2D de Wilton) y, empezaremos cubriendo la parte superior de la tarta, desde el centro hacia fuera y, una vez acabada su parte superior, el resto del pastel de abajo hacia arriba, en líneas rectas y verticales, vamos haciendo “el pelito”. Cuando lo tengamos listo, (es mucho más sencillo de lo que parece), colocaremos las orejas que habremos hecho con fondant, y cubriremos su borde y la parte trasera de ellas.

Ahora es el momento de colocar el lazo de tela, los ojos y la nariz. Una vez colocados, llega el momento de poner los bigotes, y listo! Ya tenéis vuestra tarta de Hello Kitty!!

@misscookie_judith

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s